Select Page

El 30 de marzo se celebra el nacimiento de Vincent Van Gogh, uno de los artistas más importantes e influyentes del mundo. Pocos saben que el pintor fue póstumamente diagnosticado de padecer probablemente un trastorno bipolar, razón por la cual se instauró esta fecha para conmemorar esta enfermedad.

¿La razón? Mejorar la conciencia sobre los trastornos bipolares y eliminar el estigma social asociado al diagnóstico y su tratamiento. A través de la colaboración internacional, el objetivo del Día del Trastorno Bipolar es proporcionar información sobre los trastornos bipolares a la población mundial, que mejore la educación y la sensibilidad hacia esta enfermedad.

Ser bipolar significa, en un sentido común, tener un humor cambiante, pasar de la tristeza a la alegría, y de la alegría al enojo, en cuestión de pocos minutos, de manera impulsiva e impredecible, a lo largo de todo el día.

Ser bipolar implica, también en su significado más popular, pasar del amor al odio en las relaciones sociales. En síntesis, es sinónimo de una gran inestabilidad emocional y cambios súbitos en la conducta de la persona que desconciertan a todo el mundo.

En realidad, esto está muy alejado de la verdad.

El propósito de este artículo es conocer algunos de los Mitos y Verdades con respecto al Trastorno Bipolar. De manera a reconocer algunas de las manifestaciones conductuales típicas del trastorno bipolar que pueda ayudar al reconocimiento rápido y efectivo por parte de familiares o amigos de la persona afectada, facilitando la consulta apropiada con un especialista en salud mental.

Mito 1. Todo bipolar alterna continuamente entre un estado de manía y uno de depresión

Ésta es una de las creencias más equivocadas de la sociedad actual. Sufrir un trastorno bipolar no implica estar continuamente en un estado de manía o depresión.


Mito 2. El trastorno bipolar sólo afecta al estado de ánimo

Esa es una afirmación terriblemente falsa. El paciente con trastorno bipolar sufre de forma evidente una inestabilidad en el estado emocional, pero esto va acompañado de muchos otros síntomas.


Mito 3. La depresión y el trastorno bipolar se pueden “curar” mostrando la actitud correcta


Los medicamentos son absolutamente necesarios, y parte imprescindible del Tratamiento del trastorno bipolar. Eso no significa que la actitud del paciente y sus hábitos de vida no sean importantes, pero sin ayuda, no se puede superar estas enfermedades.


Mito 4. Los medicamentos para el trastorno bipolar son adictivos y alteran la personalidad

Este mito es falso siempre que los medicamentos estén correctamente prescritos. No tienen porqué causar ninguna adicción ni deberían alterar la personalidad del paciente.


Mito 5. Las personas con trastorno bipolar son peligrosas

Según muchos estudios, las personas con trastorno bipolar no son más peligrosas que el resto de la población.


Mito 6. El suicidio es un problema menor

Este es el mito más triste que acompaña a esta enfermedad. El suicidio es un problema muy grave, que afecta a un porcentaje muy elevado de la población.


Mito 7. Un bipolar no puede llevar una vida normal

Una persona que sufra de trastorno bipolar puede llevar una vida perfectamente normal. Hay que saber convivir con la enfermedad y llevar una vida saludable, pero mucha gente consigue el equilibrio necesario para alcanzar una vida plena y feliz.


Para obtener mas información sobre el Trastorno Bipolar, haga click en los siguientes enlaces: